¿Bichos yo? Sal de dudas

Tener parásitos en el estómago es común. Hay una gran variedad de especies como la tenia, los oxiuros, entre los más comunes que pueden vivir en tu estómago si no tomas las precauciones necesarias.

Debes de tener cuidado de no nadar en aguas contaminadas, consumir agua sin hervir o filtrar, o la de la falta de higiene como no lavarte las manos después de ir al baño o antes de cada alimento para evitar de ser invadido por estos parásitos y de propagarlos por tu hogar.

Las personas que tienen parásitos intestinales presentan alteraciones en la digestión. Pierden el hambre y pueden sufrir nausea, vomito o mareo.

¿Bichos yo? Sal de dudas

Cuando una gran cantidad de bichos se acumula en el estómago este puede obstruirse y producir estreñimiento. En otras ocasiones te pueden causar diarrea acompañada algunas veces de sangre.

Si la Tenia decide hacer de tu cuerpo su nuevo hogar, prepárate para sufrir fuertes dolores abdominales o cólicos junto con dolor muscular y falta de energía. Los síntomas se agravan cuando los gusanos transitan a través de tu aparato digestivo.

Las personas con infecciones de Tenias pueden desarrollar reacciones alérgicas de la piel, como protuberancias, enrojecimiento y escozor cuando las larvas se empotran en la piel.

Una infección de Oxiuros causa muchos más inconvenientes en mujeres. Provoca un dolor alrededor de tu área genital y en el tracto urinario.  Los casos más severos pueden causar dolor crónico debido a la inflamación severa de la pelvis.

Las personas infectadas con Áscaris pueden experimentar dificultad para respirar. Estos gusanos invaden los pulmones de manera frecuente. Lo que causa que los pacientes experimenten dolor al respirar con profundidad. Tienen dificultades para llevar a cabo actividad física o ejercicio por la misma causa.

Los bebés infectados con Áscaris pueden tienen dificultad para crecer y se les diagnostica retraso en el desarrollo. Los adultos infectados con lombrices, Tenias, o Áscaris también pueden perder mucho peso.

En algunas ocasiones los bichos pueden vivir en tu cuerpo sin que notes nada raro. Pero eventualmente presentarás síntomas como anemia, debido a que los gusanos la succionan, cansancio, pérdida de peso, debilidad, palidez, trastornos del sueño y mucha molestia debido al escozor en el área de los genitales y el ano.

Los síntomas abdominales pueden durar semanas o incluso meses, e incluyen:

·         Pérdida del hambre o dificultad para dormir

·         Vientre abultado

·         Hinchazón alrededor de los ojos

·         Diarrea

·         Muy mal aliento

·         Náuseas

·         Sangre en las heces

·         Moco en las heces

·         Picor en el ano

·         Comezón en la piel

Si tienes cualquiera de estos problemas y acude al médico inmediatamente. Toma los siguientes remedios para complementar su indicación:

·         Bebe todo el jugo de 3 naranjas con zanahoria licuada o rallada con una cucharada de miel de abeja y la yema de un huevo, todos los días en ayunas.

·         Bate moras, fresas y betabel en un poco de agua, pásala por el colador y tómala en ayunas y por cucharadas a lo largo del día.

Etiquetas: